Marzo 3, 2014/Notas de prensa, Otros

CT GOP quiere sacar provecho de los residentes de Connecticut que ganan menos dinero

Hartford, CT – Hoy, el Partido Republicano de Connecticut emitió un correo electrónico de recaudación de fondos que solicita contribuciones para luchar contra los aumentos del salario mínimo. El director ejecutivo del Partido Demócrata de Connecticut, Jonathan Harris, emitió la siguiente declaración en respuesta al correo electrónico:

“El Partido Republicano de Connecticut no solo está en contra de aumentar el salario mínimo, ahora quiere sacar provecho de que los residentes de Connecticut ganen menos dinero. Es vergonzoso que los republicanos busquen ganar dinero bloqueando el acceso a las oportunidades de seguridad económica de las familias. Recaudar dinero tratando de evitar que las familias trabajadoras reciban un salario justo demuestra cuán fuera de contacto están el Partido Republicano de Connecticut y los candidatos a gobernador con las prioridades de los residentes de Connecticut”.

Consulte a continuación el correo electrónico de recaudación de fondos de hoy del Partido Republicano de Connecticut:

Amigos,

La semana pasada, durante un viaje pagado con el dinero de sus impuestos, el gobernador Malloy fue noticia al salir en defensa de su nuevo mejor amigo, el presidente Obama, en su último tema del año electoral, un aumento masivo del salario mínimo.

El gobernador Jindal de Lousiana, un estado con una tasa de desempleo más de un punto inferior a la nuestra y una carga fiscal significativamente menor, señaló que aumentar el salario mínimo es una mala idea y dañará nuestra economía.

El gobernador Malloy pensó que esos comentarios eran "locos".

Ahora, para agradecer a su amigo Dan Malloy, el presidente viene a nuestro estado esta semana para hacer de Connecticut la zona cero de su nueva agenda económica. Parece que las únicas personas que apoyan el desastroso plan del presidente Obama son los gobernadores demócratas, como Malloy, que ya arruinaron la economía de su estado.

Contribuya con $10, $15 o $20 ahora mismo para ayudarnos a enviar un mensaje claro a Dan Malloy y Barack Obama de que Connecticut no quiere su agenda de eliminación de empleos.

El hecho es que el gobernador Jindal tiene razón. La Oficina de Presupuesto del Congreso no partidista publicó recientemente un informe que muestra que un aumento tan grande en el salario mínimo podría costarle a nuestra nación hasta 1,000,000 de empleos.

Connecticut no puede darse el lujo de perder más trabajos. Necesitamos su apoyo para derrotar a Dan Malloy en 2014 y restaurar la cordura fiscal en nuestro estado.

Con su contribución de solo $20 en este momento, podemos derrotar a Dan Malloy este año y elegir un gobernador republicano que reduzca la carga impositiva de nuestras familias y negocios para que podamos comenzar a encarrilar la economía de Connecticut.

Todos estamos de acuerdo en que hay demasiadas familias de Connecticut que luchan para llegar a fin de mes, pero lo último que necesitan esas familias en este momento es perder sus trabajos.

Atentamente,

Jerry Labriola Jr.
Presidente