4 de Julio de 2016/Noticias

El tuit de Chapman y el retuit de Boughton son racistas y ofensivos

Ayer, Susan Chapman, la primera concejal republicana de New Fairfield, publicó un tuit racista y ofensivo, retuiteado por el alcalde de Danbury y posible candidato a gobernador Mark Boughton, en el que pedía al estado que tomara medidas enérgicas contra las visitas sin cita previa al Parque Estatal Squantz Pond.

El tuit de Chapman mostró una gran cantidad de personas de color supuestamente haciendo fila para ingresar al parque estatal. En una ciudad donde más del 95 por ciento de los residentes son blancos, el tuit es un mensaje racista no tan sutil: que las personas de color son ciudadanos de segunda clase, que no son bienvenidos en su comunidad.

Boughton, como candidato a gobernador casi declarado, necesita explicar exactamente lo que estaba tratando de lograr al retuitear un mensaje racista.

El tweet es ofensivo, pero ciertamente no es sorprendente. El presunto nominado del Partido Republicano, Donald Trump, ha basado su campaña en el odio, la intolerancia y el racismo absoluto. No sorprende que sus seguidores republicanos de Connecticut adopten el mismo tono xenófobo.

“Esto es racismo, simple y llanamente. Es indignante que Susan Chapman y Mark Boughton clasifiquen a las personas de color como ciudadanos de segunda clase, y no sorprende que los líderes del partido de Donald Trump lleguen a este nivel. Ambos líderes republicanos de Connecticut deben explicarse de inmediato. El fanatismo no tiene cabida en nuestro discurso político”. – El portavoz del Partido Demócrata de Connecticut, Leigh Appleby.