27 de septiembre de 2017/Multimedia

Los republicanos de CT hicieron grandes promesas sobre su presupuesto. Eran todas mentiras.

Prometieron financiar equitativamente la educación local. Ellos mintieron

Prometieron no subir los impuestos. Ellos mintieron.

Prometieron proteger las pensiones. Ellos mintieron.

Sus mentiras son malas, pero su presupuesto es peor.